Proteja a Sus Hijos del Sol

Llegó por fin el verano, lo que significa que sus hijos pasarán mucho más tiempo al aire libre. Una de las cosas más inteligentes que puede hacer por su salud es protegerlos del sol. La mayoría del daño solar durante el transcurso de la vida ocurre antes de cumplir los 18 años, por lo que si los niños desarrollan el buen hábito de ponerse protector solar harán mucho por evitar el cáncer de la piel en años posteriores. He aquí lo que aconsejan los mejores expertos sobre este tema candente.

Pongale protector solar a su bebe

Baby girl in summer outfit

La American Academy of Pediatrics dice que usar protector solar con bebés menores de 6 meses es seguro. Por lo tanto, póngale una loción al pequeño para protegerlo del sol en las mejillas, los brazos y otras partes expuestas del cuerpo. Pero incluso si le ha aplicado bloqueador, es sumamente importante que mantenga al niño fuera de la luz solar directa y a la sombra.

    Que Use Sombrero

    La protección ideal: Un sombrero con un ala de dos a tres pulgadas que mantenga el cuero cabelludo, la cara y los ojos de la niña protegidos del sol.

      Proteja la Piel Mas Oscura

      Aunque los niños con piel más blanca, pecas y ojos claros corren un riesgo mayor de quemarse, los de piel oscura también necesitan bloqueador. Un bronceador no protege a sus hijos de los rayos dañinos del sol, y se calcula que apenas dos o tres quemaduras que causen ampollas durante la infancia pueden duplicar el riesgo de que se les produzca un melanoma posteriormente.

        Compre Inteligentemente

        Compre un bloqueador con un FPS de por lo menos 15 que ofrezca todo tipo de protección. Eso significa que lo protegerá de los rayos ultravioleta B, que los expertos solían pensar que eran los únicos rayos nocivos, además de los rayos ultravioleta A, que también pueden producir daños considerables. Para asegurarse, lea la etiqueta. El producto debe contener avobenzona (Parsol 1789), que bloquea los rayos ultravioleta A, o dióxido de titanio u óxido de cinc, que bloquean tanto los rayos ultravioleta A como los B. Los protectores en rociador son eficaces, pero sólo si los frota bien. Y no se olvide de cuidarles las partes más olvidadas del cuerpo: orejas, espalda, piernas, cuello e incluso sus delicados labios.

          A La Sombra

          Aunque el día esté muy soleado, hagan intervalos a la sombra. El sol está más fuerte desde las 10 de la mañana hasta las 4 de la tarde, por lo que conviene ir a la playa muy temprano o bastante más tarde para evitar el mediodía

            Pongale protector repetidas veces

            Póngale a sus hijos SunSignals UV Sensors. Estas calcomanías no son para decoración, cuando cambian de color, es hora de volver a echarles protector (cada dos horas). Incluso es necesario ponérselo a pesar de que aún estén mojados.

              Hagalo Diariamente

              La playa no es el único lugar donde el sol puede hacerles daño. También debe pensar en protegerlos cuando están en el jardín y siempre que estén afuera, incluso durante días nublados. Écheles
              el protector unos 20 minutos antes de que salgan para que la piel lo absorba.

                Invierta En Lentes Oscuros

                El sol puede lastimar la piel alrededor de los ojos de sus niños y causar daños en
                la córnea, lo que deriva en cataratas o degeneración macular. Por lo tanto, todos los niños deben ponerse gafas de sol. Busque los que dicen "100 por ciento de protección contra los rayos ultravioleta".

                  Cubralo

                  La camiseta blanca promedio tiene un FPS de unos 3, que no es suficiente para protegerlo de los daños del sol. Una mejor opción: ropa de protección contra el sol con FPS incorporado en la tela. Si su niño no está usando una playera hecha con tela de protección contra el sol, échele bloqueador debajo de la camiseta.