¿Llamamos al Doctor?

¿Está tu hijo lo suficientemente enfermo como para llamar al pediatra? Aquí explicamos cuándo debes hacer esa llamada urgente.

La decision de cuando llamar al medico

Una noche cuando mi hija Madeline tenía 4 años, me di cuenta de que estaba orinando rosado. Recordé un artículo que había leído sobre enfermedades renales, que pueden ser mortales; me dio pánico y llamé al pediatra. Él me respondió enseguida y una de las cosas que me preguntó fue si Madeline había bebido una gran cantidad de líquidos rojos. Efectivamente, mi hija había estado en un cumpleaños esa tarde, donde bebió varios vasos de refresco de frutas. Si bien me sentía aliviada porque Madeline no tenía nada grave, estaba un poco avergonzada- supongo que el pediatra debe de haberse reído a carcajadas después de hablar conmigo-.

La decisión de cuándo llamar al médico fuera de sus horas de consulta puede ser un tanto complicada. No quieres dar la impresión de ser hipocondríaca ni neurótica, pero tampoco quieres ignorar una posible emergencia. Si realmente tu hijo te tiene preocupada, siempre es mejor llamar -los pediatras no se sorprenden cuando reciben llamadas por la noche-. De hecho, los médicos afirman que muchos padres no reconocen algunas de las situaciones médicas más graves.

A continuación encontrarás los 10 síntomas que más exigen una llamada inmediata al pediatra, así como los casos menos serios, aunque igualmente alarmantes, en los que puedes esperar hasta la mañana para consultar con el médico.

Un Bebe Pequeno con Fiebre

Si tu bebé tiene 2 meses o menos y una temperatura rectal de al menos 100.4?F, podría estar más enfermo de lo que parece. (Una excepción a esta regla es si tu bebé de 2 meses acaba de recibir sus vacunas y tiene fiebre baja que se normaliza en menos de 36 horas.) Los bebés pequeños no suelen mostrar muchos síntomas, pero de pronto pueden desarrollar una infección bacteriana porque sus sistemas inmunológicos son todavía inmaduros, dice Sue Hubbard, M.D., una pediatra de Dallas. Los padres tienden a pensar que su hijo sólo tiene un catarro, pero éstos usualmente no causan fiebre a esta edad. El médico examinará a un bebé con fiebre lo más pronto posible, pero si ocurre en horas nocturnas, es posible que te dirija a la sala de emergencias.

Tos Persistente

Cuando tu niña tiene tos fuerte o simplemente no puede dejar de toser, lo más probable es que padezca de un ataque asmático y necesitará un medicamento para tratarlo. "Una infección viral puede producir síntomas asmáticos en cualquier niño, aunque sea por un lapso corto determinado", dice la pediatra Mary Ellen Renna, de Woodbury, N.Y. Desde luego, si a tu hija ya se le ha diagnosticado asma, tendrás un inhalador o nebulizador en casa. "Pero debes llamar al médico si usó su medicamento de rescate y la tos no le ha mejorado en unos 20 ó 30 minutos", dice la doctora Renna.

Si tu niña se despierta durante la noche con una tos que se parece al ladrido de una foca, tiene crup, una enfermedad que usualmente se puede tratar en casa. Llévala al baño, abre el agua caliente de la ducha y siéntense juntas en el vapor. Si el ladrido continúa, el aire frío la puede ayudar, así que llévala afuera si hace frío -o párense frente a la nevera con la puerta abierta. Lo más probable es que uno de estos pasos la ayudará a toser menos, pero debes llamar al médico si notas que se esfuerza mucho por respirar (sus costillas se expandirán y se encogerán con cada respiración, sus fosas nasales se dilatarán, o hará un sonido parecido a un gruñido al inhalar). "Estos son indicios de insuficiencia respiratoria y el médico podría decirte que vayas al hospital", dice la doctora Renna. Si tose mucho y comienza a ponerse azul, llama al 911.

Erupcion de Manchas Rojas y Planas Con Fiebre

Si a tu hijo le aparece una erupción parecida a pequeños puntos hechos con un rotulador rojo, y además tiene fiebre, el chico podría tener una grave infección bacteriana como la meningitis. Estos puntos, que se llaman petequias, no pierden su color al aplicarles presión. (Otras erupciones se vuelven más pálidas cuando se las presiona y luego recuperan su color.) El niño también puede tener petequias (sin fiebre) si tose mucho o vomita o si se esfuerza mucho cuando tiene que ir al baño. En esos casos, la erupción podría deberse a capilares rotos, pero deberías llamar al médico a la mañana siguiente.

Vomitos Persistentes

Si tu hija vomita repetidamente -aun cuando ya no tenga nada para vomitar- podría atribuirse a cualquier cosa, como una intoxicación por alimentos o intestinos enredados. Llama al médico de inmediato si tu niña vomita sangre o si ha estado vomitando y parece estar desorientada. También es una emergencia si tu pequeña tiene vómitos de color amarillo verdoso; podría ser un síntoma de estenosis pilórica, una anomalía congénita que requiere operación.

Esta Cojo y Con Fiebre o No Puede Mover Una Extremidad

Si tu niño no puede pararse en una de sus piernas y de repente tiene fiebre, podría tener una grave infección en la rodilla o la cadera. "Necesita que se le examine urgentemente porque la infección podría destruir su articulación si no se trata con antibióticos intravenosos en menos de 48 horas", dice Lewis Krata, M.D., pediatra del Saint Vicent?s Catholic Medical Center en Nueva York. "El caso típico es que el niño parece estar un poco convaleciente un día y el próximo tiene fiebre alta y dolor severo en una de sus articulaciones".

Si el pequeño no puede mover la muñeca, la pierna o el hombro, podría tener una fractura. Llama cuanto antes para ver si el pediatra quiere que vayas a la sala de emergencias para que le hagan una radiografía. Es imprescindible consultar al médico lo más pronto posible si tu hijo tiene menos de 2 años.

Un Chichon En La Cabeza

Si tu niña se golpea y se queda inconsciente, debes llamar al 911 inmediatamente, y luego al médico. Pero si sólo llora después de caerse, quizá no sepas si debes preocuparte o no. Si vomita más de una vez, parece desorientada o somnolienta, o le sale un líquido transparente de la nariz o el oído, llama al médico lo más pronto posible, recomienda la doctora Renna. También debes examinarle la cabeza con mucho cuidado: aunque un chichón en la frente es alarmante, es aún más serio si se golpea la cabeza por los lados. Si le notas una depresión en el cráneo, ésta podría indicar una fractura.

Heces Anormales

Si las heces de tu bebé se parecen a mermelada de uvas o pasas, podría tener una afección muy seria que se llama intususcepción, que es cuando los intestinos se doblan y se obstruyen. Sin embargo, diarrea con sangre podría indicar una intoxicación de alimentos o una gastroenteritis bacteriana, y tu médico querrá hacerle pruebas para detectar posibles infecciones bacterianas y virales.

Hinchazon en los Parpados, Con Dolor y Fiebre

Es muy común que los párpados de los niños se hinchen por una picadura de insecto o por contacto con zumaque venenoso, pero si tu niño también tiene fiebre, podría tener celulitis orbital, una sinusitis grave que se extiende a la cavidad ocular del cráneo, dice la doctora Brown. Al principio notarás que el párpado está rojo e hinchado, pero pocas horas después, el ojo entero comenzará a sobresalir y le será difícil moverlo. Se le debe tratar de inmediato con antibióticos y tendrás que internarlo en un hospital.

Dolor abdominal Por Mas De Dos Horas

Si el dolor se empeora cuando tu hijo salta o aun cuando no hace otra cosa que moverse en la cama, podría ser apendicitis. "Cuando hay una infección en el apéndice, los tejidos sobre su abdomen se inflaman", dice la doctora Renna. "Moverse o saltar hace que el estómago roce el tejido y cause aún más dolor". En casos de apendicitis, el dolor comienza por el ombligo y luego se asienta en el cuadrante inferior derecho.

Dolor Severo En El Codo

Si coges de la mano a tu hija y ella hala en una dirección mientras tú lo haces en la otra, podrías dislocarle el codo- una dolorosa afección que se llama codo de niñera (nursemaid's elbow). El brazo le colgará como sin vida y se negará a usarlo. Esta afección es más común en niños pequeños, pero puede ocurrir en chicos de hasta 6 años. Su pediatra podrá manipular al codo para encajarlo, pero es imprescindible llamar de inmediato al médico antes de que el codo se hinche.

"Llameme por la manana"

En estos casos puedes dejar que tu pediatra duerma toda la noche.

Fiebre en un niño que tiene al menos 3 años.La fiebre no es una enfermedad, sino un síntoma, y al contrario de lo que muchos hayan escuchado, no causará una lesión cerebral. "Si tu niño mayorcito tiene una temperatura de 104?F, esto no significa que esté más enfermo de lo que estaría si tuviera una temperatura de 102?F, dice la doctora Hubbard. Sólo debes llamar si tu hijo está muy aletargado, no se sonríe ni quiere ver su vídeo favorito.

Un poco de sangre en la heces.Si tu hija se estriñe, podría tener una pequeña lesión anal sangrante. Este síntoma es común en bebés que acaban de empezar a comer sólidos, dice Ari Brown, M.D., asesora de Parents.

Ojos legañosos o encostrados.La conjuntivitis es común cuando los niños tienen catarro. Haz una cita para el día siguiente, dice la doctora Brown, autora de Baby 411. Los niños menores de 2 años también podrían tener ojos legañosos por una infección del oído, pero aún así puedes esperar para llamar a tu pediatra.

Una erupción que pica.Pueden ser ronchas (que parecen picaduras de insectos porque son elevadas y aparecen rodeadas por círculos planos y rojos), eczema (roja y escamosa) o dermatitis de contacto (ampollas rojas en una línea o agrupadas).

Originally published in the December/January 2008/2009 issue of Ser Padres magazine.

Parents Magazine

Comments

Be the first to comment!


All Topics in Parents Magazine


Parents may receive compensation when you click through and purchase from links contained on this website.