Listos Para La Escuela

Aqui te decimos todo lo que debes saber--y hacer--para que el primer dia de clases de tu hijo sea inolvidable.

Cuando le hables sobre ese primer dia de clases

Míralo desde el punto de vista del chico: la escuela es un concepto abstracto para el niño que nunca ha estado allí antes. Cuando le hables sobre ese primer día de clases, no hagas cuentos genéricos. Habla en detalle sobre los juegos en que va a participar, los niños que va a conocer y cómo vas a estar allí cada tarde para recogerlo cuando termine su día.

  • Visita la escuela. Casi todas ofrecen una visita guiada a los padres o tienen un día de puertas abiertas para que vayan a conocer las instalaciones. ¡No te pierdas esta oportunidad! Mientras estás allí, toma algunas fotos (incluye alguna de tu pequeño con su nueva maestra). Mirando estas imágenes podrás acostumbrar a tu hijo al nuevo entorno escolar y aclarar alguna duda que él pueda tener.
  • Háblale con lenguaje escolar. Cada escuela tiene su propia forma particular de llamar las cosas. Refiérete a las actividades diarias en tu casa igual que lo harían sus maestras. Por ejemplo, cuando pintes su cuarto, dile que están en clase de arte en un determinado espacio o rincón del arte. Cuando le des galletitas y leche en la tarde, dile que está en su tiempo de recreo o merienda. Ya no tomará más siestas. Ahora se llamará tiempo de descanso (incluso puedes ponerlo a dormir sobre un colchón en el medio de la sala) para irlo acotumbrando de a poco.
  • Viaje muy excitante. Convierte el trayecto hasta la escuela en una interesante aventura para él. ¿Le tocará ir en un gran autobús amarillo? ¿Podrá pasar más tiempo con papi en el auto todas las mañanas? ¿Podrá ir caminando con la abuelita hasta la escuela? Cuéntale cómo será ese camino hasta la escuela con muchos detalles divertidos.
  • Aplaude sus logros y su buen comportamiento en casa. Es el momento de decirle: "Noté que compartiste tu juguete con tu hermana. Eso me hace muy feliz y a tus compañeritos de clase les va a gustar que hagas lo mismo con ellos". No tengas miedo de alimentar demasiado su ego. Sólo estarás recordándole cuáles son sus fortalezas para que se sienta menos sobrecogido o abrumado cuando esté en la misma situación o en una similar en el salón de clases.
  • Conoce a los otros padres (y niños). Para cualquier niño resulta intimidante entrar a un salón lleno de gente desconocida -y ver cómo sus padres se van y lo dejan allí solito. Si puedes, consigue una lista de los alumnos con quienes compartirá el aula o, si conoces a los padres de algún compañerito de tu hijo, organiza un día de juegos para que los niños se acostumbren a ese tipo de escena social.
  • Llévalo de compras contigo: Que sea él quien elija su nueva mochila, la cartuchera con lápices y el set de crayones. Se va a sentir como un chico grande. No lo obligues a guardar los materiales hasta que comience el semestre. Déjalo que los lleve a todas partes. La idea es que se familiarice con ellos inmediatamente.

Deten la ansiedad de la separacion

No existe una fórmula perfecta para que un niño maneje la separación de mamá y papá el primer día de clases. Cada uno lo hace a su manera, y mientras mejor conozcas la reacción de tu hijo, más lo podrás ayudar a aceptar que lo dejes solo en la escuela el primer día.

El lloron.

  1. ¿Qué siente? "Estoy triste porque me separan de mi mami y mi papi y me dejan en un lugar extraño".
  2. Tu reacción. Primero, trata de no verte preocupada -los niños lo perciben. Recuérdale lo divertida que será la escuela y dile que estarás allí para cuando él salga en la tarde. Dile que su maestra está ahí para cuando él la necesite.
  3. Consejo. Puedes pedirle a alguien de la escuela que te llame más tarde para decirte cómo le va a tu chico.

El audaz (pero asustado).

  1. ¿Qué siente? "No voy a llorar, no voy a llorar. Ni siquiera voy a decir adiós porque eso me hará llorar. Me voy poner a jugar con esta plastilina".
  2. Tu reacción. No te alarmes si no se despide de ti. Lo hace para hacerse el fuerte. Despídete, pero no lo obligues a responder. No le digas que lo extrañarás o te pondrás triste sin él en la casa. Eso lo hará sentir culpable.
  3. Consejo. Es probable que comience a llorar cuando te vea al final del día. Dedícale tiempo especial después de la escuela.

El que reacciona tarde.

  1. ¿Qué siente? "Me encanta la escuela, me encanta...". Pero unas semanas más tarde: "¿Dónde está mi mami?".
  2. Tu reacción. Háblale de las cosas que le gustaban al principio. Pídele a su maestra que le preste un poco más de atención. Enséñale una forma rápida de despedirse de ti (con un guiño o saludándolo con la mano desde lejos) para que el proceso de despedida sea menos deprimente.
  3. Consejo. Esto no significa que ya no le gusta la escuela. Es que estaba tan absorto en la nueva experiencia que no había caído en cuenta de que había estado separado de mami y papi. Pronto lo aceptará.

El observador silencioso.

  1. ¿Qué siente? "Déjame ver qué pasa aquí antes de integrarme al grupo y jugar con los otros niños".
  2. Tu reacción. Dale tiempo a que se ajuste a su nuevo entorno. Ayúdalo a involucrarse leyendo libros sobre la escuela juntos, jugando a que eres la maestra y él el estudiante e intercambiando ideas sobre sus compañeritos y profesores.
  3. Consejo: Recuerda que tu chico está aprendiendo mientras observa. Podrías hablar con la maestra para que lo ayude a encontrar su zona de confort en el salón de clases, se sienta cómodo y se desenvuelva mejor con sus compañeritos.

Cuatro miedos tipicos

Walter Godlberg, un niño de 6 años que estudia en una escuela de Brooklyn, Nueva York, explica cuáles son los temores más comunes entre los preescolares.

  1. ¿Qué pasa si me dan ganas de ir al baño? A esta edad apenas acaban de pasar por su entrenamiento para ir solitos y es lógico que les de miedo ir al baño de la escuela sin mami. Enséñale dónde está ubicado el primer día y dile que si tiene un accidente, no tiene por qué preocuparse ya que su maestra tiene guardada una muda de ropa que le preparó mami anticipando estos casos.
  2. ¿Y si mi maestra es mala? Recuérdale que las maestras eligen esa profesión porque aman a los niños y por eso son pacientes, buenas y divertidas. Dile también que si la maestra se molesta por algo, se le irá pronto el enojo y mantendrá la calma, como hacen tú y tu esposo con él.
  3. ¿Qué hago si no sé la respuesta a una pregunta de la maestra? Asegúrate de que entienda que está bien decir: "No sé" y levantar la mano si tiene una pregunta. Que la maestra está ahí para contestar sus dudas y que nadie sabe todo en la vida.
  4. ¿ Si no conozco a nadie en la escuela? Explícale que parte de la diversión de ir a la escuela está en hacer nuevos amiguitos. Cuéntale alguna historia de amigos que hiciste cuando tú ibas a la escuela. Invita a tu casa a algunos de los nuevos compañeritos para que jueguen juntos y se conozcan mejor.

Para que se sientan seguros...

Estar fuera de casa por su cuenta, todo un día, no es fácil para un chico. Ponle dentro de su mochila una foto familiar o algún objeto con el que se sienta seguro.

  • Una foto vale más que mil palabras. Ponle una foto de toda la familia dentro de su mochila o cuelga un llavero con la misma.
  • Notita cariñosa. Mete dentro de su lonchera una cartita con algún mensaje que le recuerde cuánto lo quieres y que pronto volverán a estar juntos.
  • Pequeños juguetes. Probablemente no se los permitirán en el salón de clases, pero los puede guardar en su mochila y sentirse como en casa, cuando era pequeño.
  • La cobijita. Corta un trozo de su cobija preferida y ponla en su bolsillo para que la pueda tocar cuando se sienta solito o mimoso.
  • Hora de ser grande. Cómprale un reloj digital para que se sienta grande e independiente. Esto lo ayudará a tener noción de que pronto mami vendrá a buscarlo.
  • Deja el perrito en casa. Pero hazle una camiseta con la foto de su mascota o peluche favorito, para que no los extrañe tanto durante la jornada escolar.

Originally published in the August/September 2008 issue of Ser Padres magazine.

Parents Magazine

Comments

Be the first to comment!


All Topics in Parents Magazine


Parents may receive compensation when you click through and purchase from links contained on this website.