Hablemos de Dinero

Cuentas de banco juntas o separadas

Respuesta

No hay una respuesta correcta. Lo mejor que puedo hacer es explicarle las ventajas y las desventajas de tener cuentas bancarias separadas o conjuntas, así como también ofrecerle alguna solución intermedia, de manera que usted pueda decidir la mejor opción para su tipo de relación amorosa.

Más allá de lo bueno que sea su matrimonio, el dinero es siempre un tema delicado. Según la Association of Bridal Consultants, los temas de dinero son la razón principal de divorcio y de muchísimas peleas en el primer año del matrimonio.

El hecho es que cuando se tiene una relación seria con otra persona, cada uno trae consigo sus hábitos y sus problemas financieros.

Si usted siempre ha sido el tipo de persona que gasta primero y piensa después, su pareja tendrá que soportar ese tipo de comportamiento. Si hace lo contrario y se preocupa mucho por su futuro y por si tendrá suficientes ahorros para el día de mañana y decide no gastar el dinero, su pareja también tendrá que entender esa situación.

Hay tres formas de mantener cuentas bancarias y las finanzas. Aquí les presento las ventajas y las desventajas de cada una de ellas.

    Metodo 1: Fusione todo.

    Ambos depositan el dinero que ganaron en una cuenta corriente y de ahorro. Todos los gastos de la casa y en común se pagan de está única cuenta.

    Ventajas: Es más fácil rastrear los movimientos hechos en la cuenta.

    Desventajas: No brinda autonomía. No podrá tomar ninguna decisión financiera ni mover dinero sin que su pareja se entere. Este tipo de cuenta no los obliga a ambos a que se responsabilicen por igual de los temas financieros. Suele suceder que uno abdica su responsabilidad mientras que el otro se dedica a resolver todos los temas financieros de la pareja.

      Metodo 2: Mantener cuentas separadas.

      Usted deposita su sueldo en una cuenta, su pareja deposita el suyo en otra absolutamente separada y luego deciden cómo pagar los gastos de la casa.

      Ventajas: Si está casada con una persona muy gastadora usted podrá ahorrar la cantidad que le parezca conveniente. Si su pareja es más conservadora usted podrá tomar su propia decisión y gastar como más le plazca. Este método obliga a que cada uno maneje activamente cada detalle de sus cuentas.

      Desventajas: Es díficil concentrarse en metas comunes y operar como una familia unida, además de que esta opción propicia los secretos mutuos.

        Metodo 3: Tuyo, mio, nuestro.

        Funciona de dos maneras. Si ambos trabajan, pueden depositar cada uno sus sueldos en sus propias cuentas y luego transferir un porcentaje de los ingresos a una cuenta compartida para cubrir gastos relativos a la casa y a la vida en común.

        Si solamente uno de los dos trabaja, esa persona puede depositar el sueldo en una cuenta compartida para los gastos en común y luego transferir una cantidad preestablecida a las dos cuentas individuales.

        Ventajas: Ésta es mi solución preferida porque le da a cada uno la autonomía necesaria manteniendo metas comunes.

        Desventajas: Es difícil manejar tres cuentas bancarias y en general es muy tentador culpar al otro integrante de la pareja si se cometen errores en la cuenta compartida.