Son golosinas o medicamentos?

Curiosidad

Muchos de los envenenamientos ocurren cuando los padres dejan medicamentos u otros productos peligrosos al alcance de las manos de sus chicos y se distraen por un momento. De hecho, la mayoría de los llamados que reciben los especialistas en envenenamientos suceden entre las 4 y las 10 de la noche porque esas son las horas en que los padres se encuentran atareados con la preparación de la cena y los quehaceres cotidianos.

Lamentablemente, muchos de estos medicamentos y productos tóxicos suelen ser muy tentadores para los más chicos. "Suelen venir en paquetes coloridos y oler rico, muy semejante a algo que podrían comer", dice Edward Krenzelok, Pharm.D., director del centro de envenenamiento en la University of Pittsburgh Medical Center. Muchas de las pastillas analgésicas, sean líquidas o masticables, parecen caramelos como los M&M's Minis, o Tic Tacs. Muchos de los productos de limpieza para el hogar se asemejan a los jugos de frutas infantiles y hasta tienen una naranja o un limón en sus etiquetas.

Pero de todas maneras se ha demostrado que los chicos también tomarían los productos que no huelen tan bien. Es imperativo que los padres mantengan este tipo de productos fuera del alcance de las manos de sus chicos. "Los niños pequeños suelen ser muy impulsivos y se tragan las cosas sin pensar lo que son verdaderamente", agrega Kristin Wenger, coordinadora de programas de educación para prevenir envenenamientos infantiles en Charlottesville, Virginia.

Pasos a seguir

Dado que usted que no puede vigilar constantemente qué hacen sus chicos, es crucial que su casa sea segura.

Guarde los medicamentos, las vitaminas, los aceites de baño y los perfumes. "No deben tener acceso a este tipo de productos", dice Catherine Tom-Revzon, Pharm.D., gerente de una farmacia clínica pediátrica en Montefiore Medical Center, en New York City.

Siempre lea las instrucciones antes de darles algún medicamento y fíjese en las cantidades. Cuando no esté segura si el medicamento o la dosis son los adecuados, consulte con su pediatra, su farmacéutico o llame al centro de control de envenenamientos.

Utilice ciertos productos peligrosos cuando sus niños no estén en la casa o estén durmiendo. Asegúrese de cerrar bien las tapas. Guárdelos en un lugar lejos del alcance de las manos de los chicos y no cambie el contenido de los productos a otro tipo de envase que suele utilizar para guardar comida.

Nunca deje a sus niños pequeños fuera del alcance de su vista cuando visiten amigos y familia. Muchos abuelos toman medicamentos que no tienen tapas seguras y suelen dejarlos sobre la mesa o incluso en sus carteras. "Muchos de esos envases pueden lucir como un juguete", dice la doctora Tom-Revzon.

Enséñeles que nunca se lleven nada a la boca si no saben lo que es. Quite todas las plantas venenosas de su casa. Nunca les dé de tomar bebidas alcohólicas ni las deje al alcance de sus manos. Evite tomar pastillas delante de los chicos y fíjese bien dónde las pone después de tomarlas.

Parents Are Talking

Add a Comment