?Qu? pasa si mi hijo . . .?

Hay cosas que los peque?os no deben hacer pero las hacen para experimentar, por gusto o simplemente por desconocimiento. He aqu? algunas de ellas.

¿Qué pasa si ... se come la comida del perro?
No le pasará nada, siempre que no comience a ladrar. Aunque no se recomienda que los niños coman comida de perro, ésta no contiene ingredientes dañinos para ellos, dice el doctor Dan Carey, D.V.M., veterinario de The Iams Company. Sin embargo, trate de no dejar la comida de las mascotas al alcance de la mano de su niño.

¿Qué pasa si ... se toma el agua de la bañera?
Quizá sienta náuseas o le dé diarrea si el agua es jabonosa, pero no tendrá ningún problema con los microbios a no ser que se bañe con otra persona, dice Philip Tierno, Ph.D., director de microbiología clínica en New York University Medical Center, en la  Ciudad de Nueva York,  y autor de The Secret Life of Germs (La vida secreta de los microbios). Por eso, siempre bañe a sus niños uno a la vez y no permita que se tomen el agua de la tina.

¿Qué pasa si ... se olvida de hacer eructar a su recién nacido después de comer?
Tarde o temprano, lo hará por sí mismo. "Eructar es un mecanismo incorporado y automático de digestión", explica Stephen Knazik, D.O., director médico del departamento de emergencia del Children's Hospital of Michigan, en Detroit. Pero mientras tanto tendría en sus manos un bebé fastidiado e infeliz. Entonces, hágase (y hágale) el favor de darle una palmadita en la espalda.

¿Qué pasa si ... su niño rehúsa a comer todas las verduras?
Siempre que coma fruta con todos los otros grupos alimenticios recibirá sufícientes nutrientes, según Ann Condon-Meyers, R.D., dietista pediátrica del Children's Hospital de Pittsburgh. (Si su niña no consume fruta tampoco, su pediatra quizá recomiende multivitaminas.) Siga ofreciendo diferentes verduras con las comidas. ¿Quién sabe? Es posible que a fin de cuentas las pruebe, e incluso, que hasta le gusten.

¿Qué pasa si ... pone la lengua en un poste frío de metal durante el invierno?
Si su niño acepta un desafío de lamer el asta de la bandera, como en la película A Christmas Story, es casi seguro que su saliva en la lengua se cristalice y adhiera al poste de metal. En ese caso, todo indica que permanecería pegado allí por un buen tiempo, dice el doctor Knazik. Si le pasa eso, vierta agua tibia (asegúrese de que no esté muy caliente porque si no sería peor el remedio que la enfermedad) sobre la lengua y el poste para derretir el hielo. No intente separar la lengua del poste o del asta a la que esté adherida porque podría rasgar las capas superiores de tejido, lo que haría que sangrase mucho y dañase el músculo de la lengua.

¿Qué pasa si ... mete el dedo en el tomacorrientes?
La corriente normal de una casa podría producir un ligero shock eléctrico, parecido al de la electricidad estática, dice la doctora Liza DeWitt, M.D., pediatra de Children's Hospital de Wisconsin, en Milwaukee. El niño se sobresaltaría y retiraría su mano, pero es posible que incluso así, se produzcan quemaduras en la piel. Lo que podría resultar más grave es no retirarse inmediatamente, dado que cabe la posibilidad de daños a los órganos internos. Los niños que reciban un shock eléctrico significativo deben ser llevados al médico para ser evaluados.

¿Qué pasa si ... se come el contenido de un frasco de vitaminas para niños? Probablemente no estará en gran peligro. "Si las tabletas no contienen hierro ni flúor, no se consideran tóxicas", dice Anna Travis, R.N., del Centro de Control de Envenenamiento de Children's Hospital de Wisconsin. Tomar demasiadas puede causar malestar estomacal, vómitos, diarrea u orina de colores raros (de los tintes de las vitaminas). Una cantidad tóxica de hierro o flúor requeriría atención médica inmediata. Tenga el número de teléfono del centro local de control de envenenamiento a mano, por si acaso.

¿Qué pasa si ... sale a la intemperie con el pelo mojado cuando hace frío?
A su niña le daría mucho frío. Es un mito que la cabeza fría causa un resfriado. Solamente los virus y microbios lo hacen, dice Knazik. Pero si permanece afuera cuando hace frío durante 30 minutos o más con el cabello húmedo podría hacer que su niña corra el riesgo de que se le congele el cuero cabelludo o las puntas de las orejas, o incluso que le dé hipotermia, por lo que debe asegurarse de que se tome el tiempo de secárselo antes de esa larga caminata a la escuela o la salida inesperada.

¿Qué pasa si ... aguanta la respiración todo lo que puede?
"Esto es muy común cuando los niños pequeños tienen una pataleta", dice la doctora DeWitt. Si su niño es particularmente terco, podría hacer hasta que se desmaye, que es la manera en que el cuerpo hace que la sangre y el oxígeno vuelvan a llegarle al cerebro. Lo más probable es que tan solo transcurran unos pocos segundos antes de que comience a respirar nuevamente y vuelva en sí. Si pasan cinco o diez segundos y no ha vuelto en sí, llame al 911 y comience la reanimación cardiopulmonar de inmediato.

¿Qué pasa si ... se traga la goma de mascar?
Por lo general, una barra es inofensiva, aunque puede causarle un poco de malestar estomacal, dice DeWitt. Pero un pedazo de chicle grande y redondo puede bloquearle el tracto gastrointestinal, lo que haría que vomitase y hasta que requiriese atención médica para retirarlo. La American Academy of Pediatrics recomienda que no se les dé ningún tipo de goma de mascar a los niños menores de 4 años.

¿Qué pasa si ... se hamaca con todas sus fuerzas?
"Quizás sea lanzado por encima de los columpios, pero sería raro", dice Donna Thompson, de The National Program for Playground Safety. Lo más probable es que su niño termine cayéndose del columpio y que la caída sea dura. El 68 por ciento de las lesiones en los parques de recreación resultan de caídas. Entonces, vigílelo. Conviene que no se hamaque al límite.

¿Qué pasa si ... su bebé usa un pañal mojado o sucio todo el día?
La humedad o la suciedad podrían provocar una irritación, pero eso es todo. Lávele el trasero con agua tibia y luego déjelo secar antes de volverle a poner un pañal. Si es posible, evite usar paños que contengan alcohol o sustancias químicas, pues pueden hacer que se irrite más. Use una crema protectora para resguardarle la piel del contacto con el pañal.

Parents Are Talking

Add a Comment