Crecer De Golpe

Resultados de la Inversion de Roles

A veces, ese rol hace que los niños enfrenten situaciones inusuales para su edad y que maduren más rápidamente. En otros casos, la inversión de roles puede ocasionar resultados más dramáticos. Lo peor es que todo esto sucede en un momento en que los chicos pasan por uno de los cambios más significativos de sus vidas: adaptarse a otro país. "La migración no es para los débiles de espíritu", señala Carola Suárez-Orozco, profesora de sicología de la Universidad de Nueva York, en Steinhardt, y autora, junto con su esposo, Marcelo, de un reciente estudio sobre estudiantes provenientes de otros países.

Los inmigrantes recientes no sólo pierden todo lo que les es familiar, sino también su estatus social, la facilidad de comunicación y muchas veces, sus seres queridos. Según los Suárez-Orozco, la facilidad con la que los niños se adaptan a su nuevo país depende de muchos factores, entre ellos el nivel económico y la calidad de sus escuelas, la educación de sus padres y su dominio del idioma. "Para algunos", explican, "la inmigración es una aventura emocionante con la que realmente pueden crecer. Si vienen con toda la familia, tienen contactos que los apoyan y la situación económica de los padres mejora; no tiene por qué ser una situación terrible. Pero si están separados de su familia, sus padres pasan largas horas fuera de la casa porque están trabajando o los niños no pueden salir de su edificio de apartamentos porque los padres se preocupan de lo que les pueda pasar, entonces sienten que no pertenecen a la nueva comunidad o sociedad".

Aunque estos pequeños intérpretes culturales han ayudado a sus padres a incorporarse a la sociedad durante muchas generaciones en Estados Unidos, el nivel de responsabilidad actual es muy alto, según varios expertos. Antes, la asimilación de inmigrantes tardaba por lo menos dos generaciones. Pero los niños de hoy, quienes a menudo encierran todas las esperanzas de sus padres sobre el Sueño Americano, sienten muchísima presión de aprender el idioma, procesar toda la información disponible en la era cibernética, sacar buenas calificaciones escolares y graduarse a la edad necesaria.

La economía actual, dicen, no perdona nada. Hace cien años, un inmigrante que abandonaba los estudios podía aspirar a algún día incorporarse a la clase media, pero ahora, sin un diploma, se queda estancado en el más bajo nivel del sector de servicio. En esta difícil transición para padres e hijos, cuando los niños son el nexo entre familia y comunidad, la relación entre ellos puede cambiar considerablemente, intensificando los problemas, dice Donald Hernández, decano del departamento de sociología de la Universidad Estatal de Nueva York, en Albany.

Cuando los roles entre padres e hijos se invierten pueden surgir tensiones adicionales, sobre todo si ya se encuentran en una pugna entre culturas y si se abruma a los pequeños con excesivas responsabilidades, opinan los expertos. Los padres pueden perder autoridad cuando son los hijos los que interactúan con el hospital, la corte o la escuela. "Imagínese a una niña de siete o diez años explicándoles a sus padres lo que la maestra les está diciendo sobre sus estudios, particularmente si no le está yendo bien," explica Hernández. Por eso es importante que las instituciones ofrezcan intérpretes en la medida posible, agrega, lo que les evitará a los chicos crecer de golpe o saltarse etapas cruciales de desarrollo que son absolutamente necesarias para convertirse en un adulto normal.

Parents Are Talking

Add a Comment