20 Consejos Para Que Coman Más Vegetales

Si quieres que tus hijos los sigan consumiendo, debes convertirlos en una experiencia divertida. La nutricionista Sylvia Meléndez-Klinger, vocera de la Fundación de Alimentos de Grano, nos ofrece útiles opciones.

Consejos 1-5

1. ¡Hazlo divertido! Es cierto que una montaña de espinaca no luce nada bien ante los ojos de un niño a la hora de almorzar. Para evitar que la presentación sea aburrida, "corta los vegetales en formas diferentes, rayando la zanahoria en rizos con un pelador. Corta los calabacines por la mitad y hazlos parecer barquitos".

2. Crocante es mejor La textura de la comida es muy importante para los niños. Su paladar tiene que reconocer el alimento como algo divertido y sabroso. No cocines excesivamente los vegetales. Sírvelos ligeramente hervidos o crudos. Deben sonar al masticarlos. "El efecto crocante es muy atractivo al oído de los niños".

3. Sé Creativa al cocinar Empana el brécol y fríelo en una sartén con poca grasa, al estilo tempura de los japoneses. Es una manera distinta de presentar los vegetales menos atractivos a la vista del niño. Será el sustituto perfecto de las papas fritas. "Así logré convencer a mi hija de 12 años. Hoy día podría decir que es casi una vegetariana", dice nuestra experta.

4. Ponle nombres de super-héroes Elige el personaje favorito de tu pequeño y el vegetal que se niega a comer. "Cada vez que vayas a incluirlo en su plato, refiérete al mismo como el Hombre Araña Verde (para las espinacas) o enséñales a comer un Sándwich de Legos (por el colorido) cuando, por ejemplo, incluyas la remolacha y la zanahoria".

5. Ponle color al plato No todos los vegetales son verdes. La remolacha es tu mejor aliada cuando se trata de hacer que ese plato saludable luzca divertido. Mezcla ingredientes y juega con los colores. Llamarás su atención inmediatamente.

Next: Consejos 6-10

Consejos 6-10

6. Edúcalos mientras comen Explícales por qué deben comer vegetales, ésa es la mejor manera de convencerlos. "Diles que la banana contiene potasio y que ese mineral es importante para tener músculos más fuertes".

7. ¿Cómo disfrazar la soja? El alto valor nutritivo de la soja la convierte en uno de los ingredientes indispensables para mantener saludable a tu niño. "Es proteína pura y la puedes usar para sustituir la carne, que en ocasiones puede contener demasiada grasa. Una lasaña de soja sabe exactamente igual que una de carne, siempre que añadas la salsa de tomate y los condimentos necesarios".

8. Da el ejemplo Es imposible que tus hijos coman bien si tú no lo haces. Los hábitos alimentarios se aprenden. "Si un niño tiene colesterol alto, es responsabilidad de sus padres porque ellos no saben diferenciar los buenos hábitos de comida de los malos. Somos nosotros, los padres, quienes decidimos por ellos todo lo relativo a la comida. Comer saludable es un derecho de los niños".

9. Involúcralos en la cocina Que se sientan parte del proceso de alimentarse bien. "A partir de los 2 añitos ya les puedes enseñar los conceptos de cocina más básicos. Comienza por mostrarles cómo se pone la mesa y cómo se lavan los vegetales antes de cocinarlos".

10. ¡Viva el puré! Presentar vegetales batidos, con un poco de mantequilla y sal, garantiza que los más pequeños tengan una dieta rica en nutrientes. "Por ejemplo, mezcla calabaza, remolacha y zanahoria. Será un puré muy colorido y sabroso".

Consejos 11-15

11. Menos es más... Mientras más sencillo sea el menú, más comerán los niños. Evita mezclar demasiados vegetales en un solo plato. "Dáselos por separado y acomódalos por colores y tamaños para que sean más atractivos a la vista".

12. Cenen juntos La hora de la comida debe ser tiempo de calidad en todos los hogares. Siéntate a la mesa con tus hijos y disfruta de un plato de vegetales con ellos. "Al verte a ti comerlos con gusto, seguramente ellos harán lo mismo".

13. Siempre son indispensables "Los niños tienen que verlos como la mejor manera de alimentarse bien. Son parte de un estilo de vida saludable al que deben acostumbrarse desde chicos. Jamás los obligues a comer vegetales como castigo, ni los premies con un buen plato de espinaca". Deja que los vean como algo normal, que no puede faltar en su plato o en su dieta regular.

14. A la barbacoa Una manera diferente de presentar los vegetales y compartir un domingo soleado con amigos. Incluye tomates, pimientos, setas y cebollas en un delicioso pincho de carne. Decora las hamburguesas con ensalada. "Los alimentos son la gasolina con que se mueve tu auto, que es nada más ni nada menos que tu cuerpo".

15. Vigila de cerca sus vitaminas Uno de los problemas que enfrentan los vegetarianos cuando no llevan una dieta balanceada es que tienen insuficiencia vitamínica. Para evitarlo asegúrate de que todas las mañanas ingieran algún suplemento. "La Academia Norteamericana de Pediatría sugiere ingerirlos diariamente".

Consejos 16-20

16. Llévalos al supermercado contigo Pasea con ellos por la sección de vegetales y déjalos que elijan los que más les llamen la atención. Ése será el ingrediente principal de la cena esa noche. A los niños les encanta sentirse parte de la toma de decisiones de la familia. Se lo comerán todo porque fue su elección.

17. Ten paciencia, no los presiones El proceso de darles a conocer el mundo de la comida saludable no es fácil. Puede tomar más tiempo de lo que esperas, pero no te desanimes. Si hoy no quieren probar el brécol, intenta nuevamente dentro de unos días. Cambia la presentación y verás lo rápido que los convences.

18. ¡Decóralos! Dales una plato de lechuga y en envases individuales coloca vegetales cortados en diferentes formas. Diles que decoren el plato como prefieran usando los colores que más les gusten. Terminarán comiendo una ensalada completa, de su propia creación.

19. Tenlos accesibles Mantén en tu nevera envases con zanahorias, brécol y coliflor frescos, cortados en trozos pequeños que sean fáciles de comer. Si no les gustan porque los sienten muy secos, enséñales a mojarlos en salsas o aderezos.

20. En las fiestas... En lugar de preparar los típicos platos de entremeses, que suelen ser poco saludables y recargados en calorías, incluye apio, zanahorias en miniatura, coliflor y brécol en una bandeja con salsas diferentes. Tómate el tiempo de hacérselos probar con más de uno de los aderezos. A veces les gusta el vegetal, pero no la salsa. Poco a poco verás cómo se acostumbran a convivir con los vegetales, y pronto ellos mismos te pedirán alguno con su aderezo preferido.

¡Infórmate!

Para mayor información sobre este tema, visita hispanicfoodcommunications.com. Esta página web contiene recetas saludables en inglés y español, y consejos de la experta citada en este artículo. También puedes acceder a grainpower.org para leer sobre las ventajas y desventajas de incluir granos en tu dieta.
-Con reportaje adicional por María Cristina Marrero

Copyright © 2008. Used with permission from the February/March 2008 issue of Ser Padres magazine.

All content on this Web site, including medical opinion and any other health-related information, is for informational purposes only and should not be considered to be a specific diagnosis or treatment plan for any individual situation. Use of this site and the information contained herein does not create a doctor-patient relationship. Always seek the direct advice of your own doctor in connection with any questions or issues you may have regarding your own health or the health of others.

Parents Are Talking

Add a Comment